¿Dónde estamos, adónde vamos y qué podemos hacer?

por Frank Rodríguez 6/3/22

Vivimos bajo un gobierno que ha sido capturado por la secta religiosa de los ecosocialistas. Insiste este régimen en ver todo bajo un prisma verde que produce un daltonismo que los hace ver todo color rosado, pero que va a destruir el capitalismo. Todos los ministerios del gobierno, incluso los que nada tienen que ver con la ecología tienen que adorar en el templo de la economía verde. Los ministros del gobierno no han sido elegidos por sus méritos, están en sus puestos por su género, raza, o cualquiera de las tantas casillas que hay que rellenar en la planilla para ser considerado como acólito en esta secta. Resultado, cuanto menos sepan, mejor, así pueden repetir los coros en esta misa de la Iglesia del Nuevo Trato Verde.

El aumento de los combustibles, lejos de ser perjudicial, para ellos es la divisa que permite la transición hacia un nuevo mundo mejor, donde no nos trasladaremos en automóvil, iremos en tren, autobús, en bicicleta, motocicleta, motoneta, patineta, o a pie. En este idílico mundo, trabajaremos desde casa para no gastar gasolina. Y seremos veganos con tal de salvar el planeta.

Las grandes corporaciones tienen que rendir tributo a estos fanáticos con tal que los dejen tranquilos. Y el gobierno está poniéndoles trabas a los bancos con tal de que no les extiendan préstamos a las empresas que desean explorar petróleo. Es urgente detener estos herejes del capitalismo que han tomado la capital y ahora el capital.

En Francia, la energía nuclear ha comprobado ser limpia y segura. Pero en Estados Unidos por décadas no se instala ninguna, y de paso no se establece ninguna nueva refinería de gasolina, y de paso no se permiten nuevos oleoductos.

En la educación estos socios listos han ganado la batalla de las mentes, ya los niños están en contra del progreso, creen que es malo usar bolsas plásticas. Cuando van al supermercado usan las cajas de cartón desechadas en vez de bolsas plásticas. Pero los vegetales y frutas los meten en bolsas plásticas y la basura en la casa la botan en bolsas plásticas. Creen que están salvando el planeta.

El ecosocialismo no es más que una de las iglesias verdes. El comunismo internacional también obra en las escuelas ingresando ideas tan insólitas como que los hombres pueden tener bebés. Y también hablan de la tesis de racismo blanco donde es pecado ser blanco y los blancos son blanco de sus críticas, especialmente si son hombres, supongo que a menos de que hayan parido un bebé.

En todos los ministerios del gobierno, en todas las gigantescas corporaciones, en todo el sistema escolar, desde kínder hasta posgrado, en todas las iglesias, el ecosocialismo y el comunismo, que son la misma cosa, andan haciendo por las suyas.

El estado libre de la Florida se eleva como un atalaya en esta lucha. El gobernador y la legislatura se han enfrentado a Disney, y tenemos al exsenador estatal Manny Díaz como Secretario de Educación. Se han proscrito los libros el adoctrinamiento sexual y racial. Y se ha incorporado un curso sobre los males del comunismo. Pocos otros estados se acercan a lo que ha logrado la Florida.

¿Qué podemos hacer como ciudadanos de a pie? (nunca mejor dicho, a pie.)

Se trata de bloquear, defender e ir a la ofensiva. Las cosas cambian de persona en persona. Cada ciudadano tiene que enfrentar la realidad uno a uno. No existe solución mágica. Hay que tener un plan y entonces trabajarlo día a día.

  1. Ofrecerse de voluntarios para trabajar en las elecciones.
  2. Votar en noviembre con un voto informado (o antes si es posible).
  3. Informar a la gente en nuestro círculo de quiénes han merecido nuestro voto. Esto incluye familiares más jóvenes y niños para que tengan conciencia de lo que está pasando.
  4. Expresar nuestras opiniones en los medios sociales o mediante cartas al editor.
  5. Asistir a reuniones de la junta escolar, y si podemos, postularnos para ser miembros.
  6. Si nos lo permite nuestra situación económica, contribuir a candidatos que deseamos poner en el poder o a organizaciones que estén enfrascadas en el contraataque.
  7. Quejarnos en la calle asistiendo a mítines políticos.
  8. Quejarnos en la calle cuando enfrentamos el costo de la comida y la gasolina.
  9. Leer sobre lo que está pasando y remitir a otros artículos o libros de interés.
  10. Ingresar en asociaciones que defienden la libertad.

Y como dijo Churchill, nunca, nunca, nunca rendirnos.

Acerca de reynelaguilera

La Habana, 1963. Médico. Bioquímico. Escritor. Desde 1995 vive en Montreal.
Esta entrada fue publicada en Cuba. Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a ¿Dónde estamos, adónde vamos y qué podemos hacer?

  1. aga dijo:

    Caro Cesare,

    a veces creo que vivimos en una pesadilla y que en cualquier momento voy a despertar y una voz me dirá: «No te preocupes, todo era un sueño. Eso no era verdad, era jugando…» Pero me levanto cada mañana y veo que no despierto en el mundo que quisiera y me entra un desaliento tremendo, y a veces, a pesar de Churchill, sí me siento muy, muy cansado de todo… En fin, qué más puedo decirte que no sepas… Alesso Contritto

  2. Alexander Rivas dijo:

    Excelente articulo. Como dice Alesso en el otro comentario es una pesadilla de la que todos queremos despertar. Es un mundo oscuro que pensamos dejar atras cuando salimos de Cuba, pero se empena en perseguirnos.

  3. Jose dijo:

    Mejor dicho.

  4. Alexa Garib dijo:

    Yo a veces pierdo la esperanza y me dan ganas de tirar la toalla…Comparti con mis grupos el programa de Otaola…pero mira Chesa Boudin, el DA de San Francisco perdio el recall…Mientras haya vida hay esperanza….Excelente articulo Cesar…

    • Alexa, en nombre de Francisco Pancho Rodríguez, autor de ese artículo, te doy las gracias. Buena noticia la remoción del fiscalito de Soros, y nada más y nada menos que en San Francisco, que es tierra de rojos.

  5. pedrin dijo:

    hace falta ahora una buena patada colombiana en el culo de Petro.

  6. Pedro Williams dijo:

    Hola César, en tono con el artículo del señor Frank Rodríguez sobre lo que hay que hacer y como hacerlo; como novato y con curiosidad, pregunto

    ¿¿El exilio tiene algún proceso sistemático de reclutamiento de cubanos para meterlos en el activismo político o para que hagan carrera política en Estados Unidos, ejerzan presión, influencia, lobby, etc.?
    ¿Existe algún documento, declaración o algo que sirva como guía más o menos estratégica que diga con claridad lo que hay que hacer si se vuelve a repetir el escenario del 11J en cuba, como capitalizar otro 11J, o como tratar de conseguir el poder en un caso como ese que se agrave?

    • Pedro,
      Cada organización anticastrista en el exilio tiene sus mecanismos de reclutamiento y desarrollo de los cubanos jóvenes que estén dispuestos a hacer activismo a favor de la libertad de Cuba. No conozco las interioridades de esos mecanismos porque no formo parte del proceso de toma de decisiones de ninguna de esas organizaciones. Sí sé que muchas han sido penetradas por la policía política del régimen y que, por eso, se toman ese proceso con mucho cuidado, sobre todo ahora que hay una ola de penetración castrista en el exilio auspiciada por los neo marxista del régimen Biden.
      En cuanto al documento del que hablas, no sé si existe en general, o si existe para cada organización anticastrista. Creo que es una muy buena idea, y que debería existir un documento así, pero la pura verdad es que unir a los cubanos es más difícil que amalgamar electrones.

  7. Alexander Rivas dijo:

    Hola Cesar,

    Excelente programa, como siempre, el del viernes con Alburquerque.
    Hace unas semanas publicaste un articulo en el que hablabas de que uno de los programas de Otaola sera analizado en el futuro como un ejemplo de lucha contra el totalitarismo. Te digo que ese programa tuyo con Alburquerque sera tambien recordado como uno de los mejores que se han hecho, creo que un dia sera analizado en las futuras escuelas, cuando la era oscura pase. Ese paralelismo que hicieron entre el pasado y el presente es genial.
    Al mismo tiempo te digo que a veces me da ciertas dudas si es el viejo fantasma socialista que se aprovecha de los tontos o no tan tontos para seguir expadiendose o es el poder oscuro del que no conocemos la mayoria de los titiriteros que utiliza la vieja escuela socialista para alcanzar su objetivo. Tal ves los dos se complementan.

    Gracias por toda esa ensenanza

    • Alex, muchas gracias a ti.
      Todos esos poderes oscuros fueron barridos por Lenin en menos de tres años, y de ellos, en Rusia, no quedó ni el rastro.
      En Cuba, los masones no le duraron ni tres días a los comunistas. De los Abakuá, ni hablar.
      La idea de que esos poderes ocultos pueden controlarlo todo, o una buena parte del todo, es heredera de esa vieja tendencia de la mente humana a huir de la complejidad, y de las explicaciones reales y complejas, mediante la invocación de poderes (a veces sobrenaturales) que operan desde las sombras.
      Por una razón puramente informacional, ningún grupo humano cerrado tiene capacidad real para influir en los eventos históricos. No pueden hacerlo por la sencilla razón de que, al ser cerrados, no logran acceder a ese enorme cúmulo de informaciones reales que se necesitan para tomar decisiones medianamente adecuadas.
      Fíjate que todas las sociedades que se aíslan, como la china con su muralla, siempre terminan empobreciéndose y siendo invadidas. Fíjate que los organismos que quedan aislados en ecosistemas sumamente favorable, como los famosos Dodos, desaparecen en cuanto el ecosistema es modificado por una nueva variable que entra en el mismo (seres humanos en el caso de los Dodos).
      La grandeza macabra de los partidos creados por Lenin radica en la capacidad que tienen para combinar los poderes ocultos de una élite (cúpula partidista), con una enorme fuente de información real que siempre está siendo actualizada y reevaluada (organizaciones de base).
      Cuando Stalin se cargó la posibilidad de actualizar y reevaluar las informaciones que iban llegando, a través del centralismo democrático de la cúpula partidista, los partidos creados por Lenin perdieron una buena parte de su capacidad de influencia y, por tanto, de su poder.
      Todas esas sociedades ocultas y en apariencia todo poderosas no son más (desde el punto de vista informacional) que Dodos sentados a la espera de desaparecer.

      • Alexander Rivas dijo:

        Como siempre Cesar tus comentarios hacen reflexionar mucho y generan mas preguntas.
        En el otro comentario te hablaba del poder en las sombras y al mismo tiempo me pregunto: es que acaso los comunistas de hoy no son parte de ese poder en las sombras como fue en algun momento Lenin ou Fabio Grobart en Cuba?
        Y en estos momentos quienen son las figuras fuertes de ese socialismo global? No creo que lo sean ni Obama, o la Pelossi y mucho menos Trudeau

      • Todo está siendo manejado desde Beijing, y con mucha ayuda de los rusos y sus antiguos y extensos archivos de traidores occidentales. Nada nuevo, misma mierda, diferente retrete.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s