Difundir, por favor

Los primeros 59 minutos de este programa de Alexander Otaola deberían ser vistos por todos los latinoamericanos que viven en los Estados Unidos de Norteamérica.

Algún día, cuando la academia estadunidense rebase la edad oscura en la que vive hoy, esos primeros 59 minutos serán estudiados, analizados, y diseccionados, como uno de los eventos emblemáticos de la lucha de esa sociedad contra la ola de marxismo cultural —ya para entonces derrotada— que sufre en la actualidad.

Paola Ramos, hija del exitoso propagandista Jorge Ramos, nieta de nuestro admirado intelectual Carlos Alberto Montaner, e hija de la bella e inteligente Gina Montaner, es uno de los productos cimeros de esa élite demócrata que asola hoy a la nación americana. Esos mismos que pretenden imponer las ideas socialistas mientras niegan, con desprecio y como hizo Fidel Castro en 1959, cualquier vínculo con esa ideología.

La popularidad de Alexander Otaola, y sus denuncias constantes de los trucos, tácticas y estrategias de los marxistas estadunidenses, ha rebasado ya el ámbito cubano, miamense, y floridano, para empezar a extenderse al resto de la unión. Eso preocupa mucho a los estrategas del Partido Demócrata, a esa élite de la élite que siempre ha contado con un voto hispano que ahora empieza a mermar y cuyo decrecimiento obliga, con premura, a atajar el fenómeno Otaola.

Todo parece indicar que han decidido apostarle a Paola Ramos, y creo que es una muy buena apuesta. Paola es joven y gay como Otaola, Paola rima con el apellido de Alexander y puede pasar, para quien así quiera creerlo, por gringa cuando le conviene y por latina cuando le haga falta. Paola habla español con acento de Harvard, Princeton, o Yale, lo mismo da, y puede apostarle, porque fue adoctrinada para eso en la universidad, a la ancestral culpa protestante y anglosajona de una forma que Otaola, nacido en el Camagüey, nunca sabrá cómo usar.

Me parece una muy buena apuesta y, vistos los pedigrís, Paola debería haber aplastado a Otaola como a un pobre insecto inoportuno. Por desgracia, para le élite del Partido Demócrata, los primeros 59 minutos de este programa de Otaola demuestran que el camagüeyano no necesita mentir, o que no le hace falta establecer falsas culpabilidades basadas en asociaciones absurdas, para defenderse y dejar muy mal parada a esa aprendiz de propagandista llamada Paola Ramos. Lo único que tuvo que hacer Otaola fue referirse, riendo, a la inobjetable realidad.

Eso es algo que la élite del Partido Demócrata no tomó en cuenta a la hora de jugar su gambito, y es que las aproximaciones ideológicas a la realidad siempre parten, necesariamente, de negar una buena parte de esa realidad a la que se están aproximando. En eso, por desgracia para la élite del Partido Demócrata, la inteligente de Paola Ramos no ha sido una excepción, y ha tenido que pagarlo con una refutación, la de Otaola, que la deja muy mal parada.

Muchos piensan que el control de los medios que siempre ejercen los regímenes socialistas son un mecanismo de control social y de ejercicio del poder. Eso es verdad, pero también lo es que los socialistas aspiran, y muchas veces logran, el control de los medios desde mucho antes de ser poder. La razón de eso es que los ideólogos del socialismo saben que el mayor enemigo que tienen es la tozuda, inobjetable y aplastante realidad.

Con esto quiero decirles que, en cuanto se den cuenta de la derrota que Otaola acaba de infligirle a su propagandista, van a intentar sacar este programa del aire. Se van a acoger a cuanta ley de derecho de autor exista, van a usar cuanta justificación se les ocurra, o cuanta interferencia puedan, para neutralizar o minimizar este Waterloo, con Abba como música de fondo, que acaban de sufrir.

Por eso este post va dirigido a todos los “influencers”, comunicadores, e intelectuales anti castristas que existen en este planeta. A todos, desde Zoé Valdés hasta Manuel Milanés, desde Darwin hasta Carlitos Madrid, o desde Alburquerque hasta la tal Lola, les pido que dejen a un lado cualquier cuita que puedan tener con Otaola, y cuelguen este programa, o sus primeros 59 minutos, en los medios que manejan.

Al público de todos esos “influencers”, comunicadores, e intelectuales anti castristas le pido, por favor, que le envíen el enlace de este programa de Otaola a todos latinoamericanos que conozcan y, sobre todo, a los que viven en los Estados Unidos de Norteamérica.

Háganlo, por favor, no dejen pasar esta oportunidad.

Acerca de reynelaguilera

La Habana, 1963. Médico. Bioquímico. Escritor. Desde 1995 vive en Montreal.
Esta entrada fue publicada en Cuba. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Difundir, por favor

  1. habanera1 dijo:

    Lo escuché ayer, magistral! Pero no sabia que ya se la habían lanzado de señuelo anteriormente con la “propuesta esa de trabajo conjunto” que le hizo la Pau a Otaola.. son capaces de todo. Un abrazo!! MariaArostegui

    Sent from my iPhone

    >

  2. Alexander Rivas dijo:

    Hola Cesar

    Muy buen programa el de Otaola.
    No puedo imaginarme que pueda pensar Carlos Alberto Montaner de su nieta. Pero parece una mala pasada de la vida que ella quiera para Estados Unidos, consciente o inconscientemente, el mismo sistema contra el que tanto ha luchado su abuelo. Pienso que Carlos Alberto Montaner es un referente para todos los que quieran entender lo que es el comunismo y aunque últimamente no estoy de acuerdo con casi nada de lo que escribe o dice, no deja de ser alguien a quien admirar.

    • CAM es una persona admirable, tan admirable que para él la familia es sagrada. La nieta Obamista está intentando hacer carrera dentro de la maquinaria político-ideológica del Partido Demócrata. No sé cuan lejos llegará, lo que sí sé es que, de inicio, no le está yendo muy bien que digamos.

      • Alexander Rivas dijo:

        100 % de acuerdo contigo. Es una persona a la que admiro mucho, pese a que como te dije hay muchas cosas en las que no estoy de acuerdo con él. Y por eso me molesta cuando veo a algunos acusandolo de comunista, la ofensa que muchos cubanos utilisan sin sentido.
        La historia siempre lo pondra en el futuro a la altura que se merece.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s