Archipiélagos y archi-pelagatos

Los cubanos preferimos equivocarnos con una idea propia a acertar con una idea ajena.

Ese afán errático ha dado lugar, en los últimos sesenta años de la historia de Cuba, a un sinnúmero de grupos anticastristas que solo han coincidido en una sola cosa: en la certeza de que los otros están equivocados.

Orientarse dentro de ese maremágnum grupal no es tarea fácil para esos cubanos, como yo, que son adictos a dar el beneficio de la duda, y a la idea de “que por mí no debe quedar”.

Queremos ayudar, pero tememos ser mal utilizados. Queremos ser útiles, pero tememos que eso no nos ayude a obtener lo que realmente queremos, que es el derrocamiento final del régimen asesino de la familia Castro.

De más está decir que el castrismo se ha encargado de crear, en los últimos sesenta años de la historia de Cuba, un sinnúmero de grupos anticastristas para así contribuir, quién lo duda, a la enorme confusión del maremágnum y al desánimo que siempre le acompaña.

Es por eso que, ante cada grupo anticastrista que surge, nos asaltan una enorme cantidad de preguntas que estamos obligados a responder si queremos ayudar sin ser mal utilizados: ¿Son genuinos, o no? ¿Cooperamos con ellos, o no? ¿Hasta dónde cooperamos? ¿Es mejor desentenderse y mandarlos a todos al carajo? ¿Es mejor jugar al bobo o bobear el juego?

Por extraño que a muchos pueda parecerles, la ciencia ya ha dado respuestas a esas preguntas; y lo ha hecho intentando responder una que abarca, eventualmente, a las demás: ¿Cuál es, desde el punto de vista matemático, la mejor estrategia posible de cooperación?

No voy a agobiarlos ahora con una disertación sobre teorías de juegos, sobre el dilema del prisionero, algebra de matrices y todas esas cosas que ya olvidé. Los interesados en ese tema pueden leer este libro (que ya es un clásico) de Robert Axelrod.

Lo que sí no pude olvidar es que, después de muchos análisis matemáticos y computacionales, la ciencia ha llegado a la conclusión de que la mejor estrategia de cooperación es cooperar de inicio y observar si la contraparte coopera. Si lo hace, lo mejor que podemos hacer es seguir cooperando. Si no lo hace, entonces es mejor dejar de cooperar.

Con respecto a los grupos anticastristas, eso es lo que yo hago desde hace ya mucho tiempo. Tanto, que ya he llegado a construirme una alegoría basada en guaguas y guagüeros.

Imagínese que despiertan un día en el municipio de La Lisa, allá en La Habana, y necesitan ir hacia El Vedado. Imagínese que La Lisa es el castrismo (no hay nada, todo está liso) y que El Vedado es la democracia (porque está prohibida o vedada).

Imagínense que, como buenos anticastristas, ustedes quieren ir hacia la democracia; pero no hay un puto camello, guagua o ruta Pe que vaya directamente desde La Lisa hasta El Vedado.

Imagínense, también, que el paradero de La Lisa está lleno de guaguas y guagüeros anunciando viajes clandestinos hacia El Vedado. Todos y cada uno de ellos explicando que tienen la ruta perfecta, y que los otros guagüeros no saben de qué están hablando.

Ustedes sospechan que, si se montan en una guagua, le estarán dando a ese guagüero no solo sus pasajes, sino también sus buenas intenciones, sus esfuerzos y sus respaldos.

Ustedes intuyen que si el guagüero sale rata, como algunas veces sucede, habrán malgastado un capital humano y financiero que bien podrían haber usado en otro guagüero menos roedor y más sapiens.

Ese es el dilema y, como ya les dije antes, dice la ciencia que la mejor manera de resolverlo es cooperar de inicio y después, si hace falta, no dudar en tirarse con la guagua andando.

Hay, claro está, estrategias que permiten descartar de inicio a muchas ratas. Ustedes saben, por ejemplo, que para ir desde La Lisa hasta El Vedado hay que tumbar primero hacia el este y después hacia el norte; o hacia el norte primero y hacia el este después. No hay otra, hay que irse por Puentes Grandes, por 41, por 31, o por la Playa de Marianao.

De esa forma, si a un guagüero le da por decir que la suya es la ruta Bauta, Batabanó, Cerro, Centro Habana y entonces los Fenicios, perdón, El Vedado, ustedes tienen todo el derecho a pensar que esa es una rata castrista.

Con otros guagüeros, por desgracia, el descarte inicial no es tan fácil, y no queda más remedio que darles el beneficio de la duda y encaramarse en sus guaguas.

Cuando lo hacemos, tenemos que ver como se orientan con respecto a los puntos cardinales, tenemos que analizar si están más interesados en manejar que en hablar mal de otros guagüeros y, sobre todo, tenemos que estar listos para saltar de la guagua y ponernos a esperar la nuestra, aunque venga llena.

Creo que es importante que, aunque hayamos tenido que saltar con la guagua andando, le agradezcamos al guagüero el tramo que nos adelantó. Si uno de ellos, por ejemplo, sale hacia el este por la Calzada de 51 y tumba a la derecha en Calle 100, creo que es elegante darle las gracias cuando nos bajemos.

Por eso creo, también, que es importante darle las gracias a Yúnior García Aguilera; porque antes de meterse en el mar por el Reparto Náutico, cruzar el Atlántico y no parar hasta España, Yunior nos dio un buen aventón hasta la Playa de Marianao, y eso se agradece.

También creo que es importante hacerle saber a Yunior que hasta aquí llegaron, al menos por un tiempo, sus historias de guagüero y sus afanes conductores.

Lo digo porque Yunior bien puede ser parte, sin querer o sin queriendo, de un plan mucho más abarcador por parte del castrismo. Un plan concebido para ir más allá de crear, o dejar que surjan, grupos y más grupos para sembrar así la desunión, el desconcierto y el desánimo.

En estos momentos, la castro-banda dentro del régimen Obama-Biden necesita desesperadamente algo, o alguien, que le permita cumplirle a sus secuaces en La Habana.

Algo o alguien que alcance, al menos de inicio, para montar una campañita mediática que les permitan hacer eso que quieren y necesitan hacer: hablar de diálogo con los esbirros castrista, reblandecer el embargo y financiar a sus pares ideológicos de La Habana.

Para la Castro-banda dentro del régimen Obama-Biden, Yunior García Aguilera podría ser un regalo que les viene, sin querer o sin queriendo, como un esfínter pa’ dedo.

A esa banda la cosa le salió mal con el enlazado profesor Lazo y ya no cuentan, por razones neurológicas (disentería hipotalámica), con el ilustre Edmundo García. Necesitan, entonces, de una sangre fresca y aparentemente heroica para caminar así su agenda pro castrista.

Por eso es posible concebir que el castrismo se haya dejado infligir el daño mediático del 15 de noviembre con la idea de capitalizar, después, en el surgimiento de una figura que los ayude a promover sus planes.

Es importante que el exilio cubano celebre el éxito inobjetable del 15 de noviembre, pero sin dejar que se convierta en una ventaja para el castrismo. Para lograr eso debe impedir que Yunior se convierta, sin querer o sin queriendo, en otro triste Edyunior García.

Lograrlo implica hacer dos cosas. La primera es disminuir, una vez pasado el momento inicial y sus inevitables entrevistas y comentarios, la exposición mediática de Yunior entre los medios del exilio cubano.

La segunda sería dejarles claro, a los que intenten darle exposición mediática a Yunior, que él ya no representa a nada ni a nadie.

¿Una invitación a hablar con el PSOE?

Yunior ya no representa.

¿Una diatriba contra el embargo?

Yunior ya no representa.

¿Un llamado al diálogo?

Yunior ya no representa.

¿Una visa para ir a Washington?

Yunior ya no representa.

¿Una descarguita contra el exilio?

Yunior ya no representa.

¿Otra conferencia de prensa?

Yunior ya no representa.

¿Abajo Trump?

Yunior ya no representa.

¿Viva la Mendrala?

Yunior ya no representa.

Si Yunior es el patriota que dice y parece ser, enseguida sabrá que la mejor manera de no relativizar el éxito del 15 de noviembre es reconocer que él solo luchó un día, que le estamos muy agradecidos por eso, y que no es imprescindible.

Acerca de reynelaguilera

La Habana, 1963. Médico. Bioquímico. Escritor. Desde 1995 vive en Montreal.
Esta entrada fue publicada en Cuba. Guarda el enlace permanente.

19 respuestas a Archipiélagos y archi-pelagatos

  1. Alejandro González Acosta dijo:

    Muy ponderada y certera tu reflexión, Reynel. Mil gracias: das luz en la oscuridad.

  2. Redacción dijo:

    A mi me llama la atención cómo todo el mundo opina, juzga y casi siempre condena la actitud de los demás. No importa si están en Cuba o fuera de ella. Es como si cada quien fuera el iluminado y tuviera la solución única y final para erradicar el castrismo. Es el deporte nacional de la «oposición establecida» para tratar a los nuevos disidentes.
    Siguiendo con esta línea dura, al mejor estilo de la izquierda, lo único que se logra es ahondar en la división entre los que se oponen al comunismo en Cuba. Son los mismos que empujaron a Martí a la manigua porque estaban tan envidiosos de que un hombre de pensamiento y clara expresión hubiera podido unir a los cubanos (la única vez que ha pasado) sin tener que cargar al machete ni enarbolar la tea incendiaria. Son los mismos cubanos que después de terminada la guerra trataron de humillar al Generalísimo Máximo Gómez por no haber nacido en Cuba. Son los «puros e intransigentes» de derecha, tan peligrosos como los «rosca izquierda» del comunismo
    Yo me pregunto. ¿Qué tipo de cubanos somos? ¿Somos iguales a las hordas que vociferan en defensa de la élite que las mata de hambre y limita sus libertades a cero? ¿Qué futuro incierto puede esperar el pueblo de quienes lapidan a los suyos?
    En vez de ser tan celosos «cuidando» la pureza de las huestes anticomunistas hay que ser mas respetuoso con el accionar de los demás, sino somos iguales pero con distinto ropaje.
    Yo, personalmente, prefiero que las personas que disienten con el régimen se mantengan vivas y activas. No me interesa aumentar el panteón de los mártires de la resistencia. Ni tampoco crear las «vacas sagradas» sentadas en su sillón llamando a los demás novatos, mientras viven de los premios y los laureles de la leyenda.
    Están tan cegados con la ultracrítica que no pueden distinguir lo importante que se logró el 15N: visibilidad de la situación cubana, exposición del régimen, eurodiputado que se le negó la entrada a Cuba, Trudeau declaró por la democracia cubana (insólito!!!), Blades y otros artistas que siempre había apoyado al régimen hicieron lo mismo, la UNICEF ya se pronunció sobre los menores detenidos, la declaración de Madrid… a quien lo debemos?, a la campaña que se desarrolló alrededor del 15N. Todo el mundo vio las amenazas, las maniobras del régimen. Eso es ganancia neta. Hay que seguir presionando, no se puede excluir a nadie ni matar políticamente a nadie. Hay que incluir todas las tendencias. No hay Patria de unos cuantos «iluminados», la Patria se construye CON TODOS Y PARA EL BIEN DE TODOS.

    • Eso está muy bien, y estoy absolutamente de acuerdo con usted, pero ahí están José Daniel Ferrer, Berta Soler, Ángel Moya, Coco Fariñas, y muchos más, abogando de frente y en serio por la caída del castrismo. ¿Por qué dedicarles tiempo y esfuerzos, que no sobran, a personas con discursos ambiguos y actitudes tibias? Nadie quiere que se inmolen, nadie quiere que mueran. Hay muchos ejemplos de opositores al castrismo que en un momento determinado escogieron el camino del exilio sin perder un ápice de sus fuerzas morales. Me viene a la mente, ahora, el caso de Antúnez, que cuando decidió exiliarse a nadie se le ocurrió la idea de criticarlo. Todo lo contrario, hubo alivio porque había salvado su vida. El discurso de la intransigencia de los exiliados cubanos ya está gastado y, de lo que se trata no es de ser intransigente, de lo que se trata es de que la gente reconozca que los recursos del exilio son limitados y se requiere, por tanto, establecer prioridades. A eso hay que añadir que el castrismo usa todos esos argumentos de exilio intransigente, de exilio intolerante, de exilio vertical, para avanzar sus planes de penetración del exilio. Creo que la hipersensibilidad y el victimismo de algunos exiliados solo ayudan al régimen de La Habana. Creo que ya han llegado al extremo de proponer que el que no se deja sodomizar es porque es un homófobo. El exilio solo quiere que no lo penetren y, si eso es intransigencia, entonces bienvenida sea esa intransigencia que es siempre preferible a la violación.
      El 15 de noviembre fue un éxito y, por eso, creo que hay que extender una rosa blanca a todos los que participaron en esa convocatoria. Ahora bien, eso no quiere decir que no podamos avisar, criticar, o intentar impedir, que los que le hicieron el juego al régimen, saliendo en estampida desmorilazante, se conviertan ahora en un instrumento de la penetración del régimen en Europa y en Norteamérica.
      Por favor, dejen el hiper victimismo. Ya eso no camina.

      • Redacción dijo:

        Interesante y sabia su respuesta. No parece la misma persona que escribió el post original. Solamente una duda: a qué se refiere con lo del hiper victimismo?
        Mi tesis sigue siendo la misma: halar parejo con todos los que se oponen al régimen, aunque sea porque no respetan los derechos animales. Lo que interesa es la unidad por sobre todo. Todos caben en el mismo marco a la hora de echar abajo ese engendro infernal.
        Reconstruir la nación después de tantos años de mentiras, hipocresía, manipulación, tortura psicológica y física, miedo; es lo que va a ser más difícil. Lograr la confianza del pueblo para construir una sociedad civil sana es lo que hay que ganar. Criticándonos y descalificándonos unos a los otros en estos momentos no es el camino de lograr ese objetivo después.
        La tarea de los que están en Cuba es despertar y hacer por ellos mismos, la nuestra es apoyarles en nuestros países cabildeando con los representantes y moviendo la comunidad en actos públicos, apoyarles en cualquiera que sea la acción que emprendan siempre que sea de oponerse o denunciar al régimen, ademas de buscando y exponiendo todas las conexiones económicas y tráfico de influencia (Milanes, Karlitos, Albuquerque, Darwin, Otaola, etc… cada uno en su estilo es un real pain in the rear part de la dictadura comunista),
        Con todo respeto le dejo un link a Luis Dener, al que también sigo en las redes,

        Saludos

      • La unidad es de acción. La unidad no es de entidades físicas interesadas en acciones distintas. La unidad de entidades físicas enfrascadas en diferentes acciones es, por definición, un bayú. La unidad de acción implica que hay una idea, o un pequeño grupo de ideas, que se definen como referencia de la unidad y se usan para evaluarla. Por ahora, la unidad de acción de los opositores y exiliados cubanos descansa en una idea: el derrocamiento del castrismo a través de las protestas ciudadanas en las calles de Cuba. Todo lo demás es, por el momento, una gran muela bizca. Los grupos de defensa de los derechos de los animales, o de la belleza del marabú como planta ornamental, deben entender dos cosas: una es que no encajan y a veces diluyen la idea que define la unidad, y el otro es que no deben esperar ayuda unitaria alguna. Ahora bien, si alguien convoca a una marcha por los derechos ciudadanos en las calles de Cuba, ese alguien estará en concordancia con la idea que define la unidad de acción de opositores y exiliados cubanos y recibirá, como sucedió y siempre ha sucedido, todo el apoyo unitario que merece. Pero si ese alguien convoca a una marcha y después la cancela antes de salir corriendo por encima del Atlántico, es evidente que debe estar preparado para dejar de recibir cualquier forma de apoyo unitario. Si encima de eso, ese alguien llega al exilio y enseguida se pone a diseminar las ideas que definen la unidad del castrismo en estos momentos (dialoguito y levantamiento del embargo), ese alguien debe estar preparado, y debe aceptar como inevitable, que opositores y exiliados le sugieran que ya no representa unidad alguna, y que no desaproveche la oportunidad del callarse.
        Rasgarse las ropas ante esa respuesta del exilio y de la oposición, acusar a exiliados y opositores de intolerantes y malagradecidos, pretender que el que corrió merece un apoyo que puede ser dado a los que sí se están jugando la vida en Cuba, es practicar ese victimismo hipertrofiado que tanto usa el régimen para desacreditar al exilio y a los opositores cubanos.
        El que no quiera que lo critiquen, que no se meta en política o, si lo hace, que tenga la decencia de cumplir con eso que prometió sin que nadie lo obligara.
        Nadie obligó al sujeto de nuestras disquisiciones a convocar marcha alguna. Nadie le puso condiciones o intentó conminarlo a compromiso alguno. Se le dio el apoyo que merecía hasta que dejó de merecerlo. Se le dio el beneficio de la duda hasta que empezó a diseminar el discursito de Villa Marista. Si lo hizo sin querer o sin queriendo es completamente irrelevante. No es necesario acusarlo de ser chiva para demostrar que su discurso berrea. Solo tenemos que escuchar lo que dice para saber que suena a: beeeeee!

      • Redacción dijo:

        Le entendi claro y alto.
        Mi línea es directa y radical contra el régimen y sus acólitos del exterior, de eso no le quepa duda. Lo que existe algo que se llama táctica y estrategia, y de vez en cuando es saludable usarla.
        Solamente un detalle. Mis padres me enseñaron que los trapos de la familia se lavan en la casa, no se les enseñan ni se comentan a nadie fuera del círculo que interesa. Por lo tanto, mientras más nos critiquenos y nos arranquemos las tiras del pellejo político, mas balas le damos al régimen para atacarnos con nuestros mismos «errores», mas le indicamos el camino por donde puede meter la cuña de la desunion y de la frustación.
        A este paso seguiremos otros 62,000 milenios adorando a los faraones, sus hijos, nietos, tataranietos, …. buscando la realización de la utopía del perfecto Gran Lider Democrático para oponerlo al abominable Gran Dictador Sangriento.
        La suerte es que ya los que dominan no son los Diablos originales, sino sus anémicos Minions, los herederos sin ideas propias pero ambiciosos del dinero ajeno. Polanco es un imbécil en el poderoso Departamento Ideológico, Bruno es un connotado borracho en Relaciones Exteriores y ni hablar del Tira al Blanco de Presidente. El resto del gabinete de gobierno y del comité central son figuras borrosas puestas para llenar los espacios que dice la ley comunista que deben haber.
        Raúl Castro, Ramiro Valdés y López-Callejas (y escasos generales) son los únicos que quedan cpn real poder para timonear la situación. Cuando falten los dos primeros, -ojalá la naturaleza haga su trabajo pronto-, entonces el tercero va a tratar de negociar con la administración norteamericana de turno (si no lo está haciendo ya bajo cuerda). También espero que para ese entonces tengamos un republicano bien definido en la Casa Blanca que no ceda ni un ápice.
        Mientras tanto se seguirán en las luchas intestinas entre lo oposición de afuera, y los de adentro esperando la remesa mensual y la recarga quincenal.
        Al final le entendí claro y alto: SOMOS CUBANOS y no podemos hacer las cosas de manera diferente.
        Le agradezco el tiempo que ha tomado en responder mis posts.
        Saludos

      • Familia es un muchacho de 15 años que fue apresado por salir a protestar a partir de la convocatoria que hizo un tipo que ya tenía una visa para largarse. Eso es familia. Familia es José Daniel Ferrer, que lleva años fajado con la dictadura sin tirar la toalla. Familia son todos los opositores que llevan años en la primera línea de la lucha contra el régimen. Familia es Berta, Ángel, Coco, Gorky, y una larga lista más, incluidos los caídos. Eso es familia, lo demás es porno cubaneo.

  3. Alexa Garib dijo:

    Yo pienso que todo el mundo tiene derecho a criticar, a intentar empedir o lo que sea..si el estar unidos significa que no tienes libertad de expresion o accion entonces ya estamos entrando en el comunismo..Hemos llegado al punto de que si tu dices que la vacuna te dio side effects eres un extremista..Mira lo que paso con Dave Chapelle. El hiper victimismo de las minorias..

    La unica manera de mantener vivo a los disidentes y al pueblo de Cuba es comprar una isla y llamarla Cuba 2 y mudar a todos los Cubanos que no sean comunistas ni socialistas…Yo creo que se quedarian Canel, los Castros y cuatro mas y asi se podrian dedicar al turismo, por lo menos tendrian que trabajar y no vivir del sudor ajeno como hacen ahora.. Y los palos que se los den entre ellos..La dictadura esta matando a todos, a unos de hambre, a otros en prision, y a otros sin esperanzas ni futuro…

    Cualquier solucion pasa por acknowledge the era we are living…la solucion tiene que ser coherente con nuestros tiempos, los ejemplos del pasado no siempre tienen lugar pq las condiciones no son las mismas..algo posible en la practica…Las batallas y los medios para ganar las batallas.. Lei una entrevista de Angel Santiesteban-Prats en ADN que decia que los opositores solos no pueden…A ver si busco el link..La represion es muy grande..

    Yo pienso que el pueblo cuando salio el 11J no esperaba que la represion y el encarcelamiento iba a ser tan grande..Fue desproporcionada ..creo que por romper una foto de Fidel son 15 anos..

    A mi me gusto el articulo..Esta muy bien escrito.. Gracias Cesar

  4. Miche Lena dijo:

    Yunior García en una entrevista en el periódico EL MUNDO

    «Soy una persona que también me considero progresista, de izquierdas, pero lo que he vivido en Cuba no es izquierda, es una dictadura antiprogresista».

    Para mí, con esto ya queda todo dicho de este personaje.

    Un abrazo!

    https://www.elmundo.es/internacional/2021/11/18/619667f1fdddffc9aa8b45ab.html

    • Hay que ser muy ignorante para no saber que la izquierda no ha traído progreso alguno a este mundo.
      Esa asociación entre izquierdismo (robo de las riquezas ajenas) y progreso es una de las tonterías que defienden los alpargatosos castro-socialistas españoles.
      El castrismo es antiprogresista porque es de izquierda.
      Abrazo.

      • Ariel dijo:

        ¿Te puedes creer que hay cubanos que pasaron hambre en Cuba, que vivían en la miseria y que pudieron salir y ahora votan al partido socialista en España?
        La historia de esta gente es truculenta, y fíjate que desde el primer día que Yunior convocó a la marcha pensé, aquí hay gato encerrado.
        Desde Yoani Sánchez el desgobierno de Cuba permitió una “oposición ligth” (Yoani-Yunior que casualidad, la generación Y) para dar fe de que en Cuba se puede opinar diferente y no pasa nada; en contraposición a la verdadera oposición que ha sufrido y sufre detenciones, cárcel, golpizas y cuanto dios “crió” como dice mi madre, pero que poca gente conoce dentro de Cuba, aunque por suerte cada vez menos.
        Si esta gente tuviera que pasar solo una noche en la cárcel como Coco Fariñas, Berta Soler, José Daniel Ferrer y otros cientos de cubanos dignos, y otros muchos que han muerto, se cagaban literalmente, pero son los tontos útiles del régimen. ¿O no tan tontos? Solo hay que pasarse por el periodiquito de la Yoani para corroborarlo, y ahora escuchar la sarta de boberías que suelta el Yunior en España. Cabe destacar que ambos están en contra del “embargo”.
        Desgraciadamente tengo algunos amigos dentro y fuera de Cuba, tanto cubanos como de otras nacionalidades, que son abiertamente de derechas, liberales otros y alguno que votó a PSOE y Podemos que no lo ven así y han caído en la trampa. Me dicen que estoy confundido y que cualquier persona que alce la voz contra el régimen es bueno. Así es como se apuntala la dictadura desde fuera… y así tendremos comunismo pa’rato.
        Me alegro mucho de haber descubierto tu blog a través de la página de Zoé Valdés.
        Es un placer leerte, César. Gracias!
        Un abrazo desde Asturias.

      • Ariel, tienes toda la razón. El régimen siempre ha tenido el plan B del post-castrismo light y, durante algún tiempo, antes de mostrar la cara asesina que ha mostrado recientemente, era casi imposible demostrar que los adictos a ese plan B eran ratas del depostimo castrista. Ahora ya no hay dudas, ahora el que se apunte a la negociadera y al relajamiento de las sanciones deja poco lugar a dudas sobre su roedora naturaleza. Zoé siempre ha sido muy generosa conmigo. Es una lástima que se ponga brava por nimiedades. Gracias a ti por leerme.

  5. brother nos dió un adelanto entonces…

    • Sí, pero si ese adelanto forma parte de un plan de la dinastía para meternos un caballo de Troya (como todo parece indicar que está sucediendo), entonces le agradecemos el aventón y procedemos, de inmediato, a neutralizar la penetración. Una cosa no quita la otra.

      • es que yo dudo que nos lo haya dado… por favor si puedes argumentar sobre el caballo de Troya 😉 que oigo por aquí y por allá pero no veo por donde viene la jugada, no adivino las señas o como dicen en la península: no me entero…, un abrazo

      • La convocatoria del 15 N fue buena y fue una victoria porque puso al régimen a movilizarse, a quemar agentuchos y a mostrar una vez más su sucia cara represiva. Si eso fue consecuencia o no del susodicho, a mí me tiene sin cuidado, como también me tiene si hay que agradecérselo.
        Lo del caballo de Troya va en un post que pienso publicar dentro de poco, de hecho, lo que publiqué hoy sobre la canción protesta es parte de ese post.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s