Muchas gracias, muchachas

Un grupo de estudiantes universitarias de origen cubano decidieron hacer una manifestación, en una universidad de Nueva York, para denunciar las atrocidades del régimen de la familia Castro.

Creo que esa excelente idea debería ser imitada por todas las estudiantes cubanoamericanas en todas las universidades de ese país.

Ellas hablan el idioma a la perfección, conocen la forma de pensar de los “gringos”, saben de la proverbial hipocresía anglosajona y tienen argumentos, porque han crecido en esa cultura, para desmontar los mitos que los socialistas americanos (aka liberals) se han montado sobre Cuba y el castrismo.

Muchas gracias a esas muchachas por sobreponerse al clima de censura, que existe hoy en las universidades americanas, para denunciar un dolor de varias generaciones, un dolor que nadie escuchaba ni escucha.

Gracias por alzar sus voces por sus padres, por sus abuelos, y por ustedes.

Acerca de reynelaguilera

La Habana, 1963. Médico. Bioquímico. Escritor. Desde 1995 vive en Montreal.
Esta entrada fue publicada en Cuba. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Muchas gracias, muchachas

  1. pedrin dijo:

    Orlando Pardo, un escritor que escapo de cuba cuando murio chavez, esta haciendo un doctorado en literatura en una universidad de St Louis, comenta que es asqueroso el ambiente en dicha universidad, que solo por explicar como es el comunismo en cuba los estudiantes americanos alli se lo han comido, que casi lo botan de la universidad. la verdad que no se entiende como se puede ser tan imbecil en eeuu.

    • Cuando el 67% de los graduados de preuniversitario van a la universidad, las universidades se convierten en circos repletos de idiotas que practican lo que critican y defienden lo que practican. Las universidades deberían ser completamente gratuitas, pero solo para el top 10% de los graduados de preuniversitario de cada año. Para el resto, debería crearse una categoría llamada “Graduado (o graduada) de estudios postsecundarios”. Así podrían seguir estudiando, y endeudándose, sin después sentirse con el derecho y la obligación de meterse a opinar en temas que no conocen y que nunca conocerán porque el coco, sencillamente, no les da para eso. Aprenderían, de paso, a ser un poquito más humildes y a respetar a los que saben. Por desgracia, ya es muy tarde para eso. En América, las universidades de hoy son “A Confederacy of Dunces”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s