Alejandro González Acosta sobre “El Sóviet Caribeño”

Capture d’écran 2020-03-09 à 10.14.42

El profesor Alejandro González Acosta, Investigador Titular del Instituto de Investigaciones Bibliográficas de México, y Catedrático en la División de Estudios de Postgrado en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, está terminando de escribir una colección de textos titulada:

Miradas en la literatura cubana del exilio, 2018-2019–¿Ya viene llegando?

Hace unos días Alejandro tuvo la gentileza de hacerme llegar el fragmento de esa colección en el que él habla sobre “El Sóviet Caribeño”.

Hasta donde sé, se trata del primer cubano vinculado activamente al mundo académico (o sea, que no está retirado) que ha escrito su opinión sobre ese libro.

Siempre pensé que pasaría mucho tiempo antes de que eso sucediera, y lo digo porque el libro reta la visión castro centrista de la revolución cubana, una versión que es la universalmente aceptada y sobre la que de una forma u otra todos los académicos dedicados a ese tema, sean contrarios o favorables al castrismo, han construidos sus prodigiosas carreras.

Siempre pensé que hay un precio a pagar cuando se queda mal con tirios y troyanos.

Para demostrarme que estoy equivocado, Alejandro González Acosta escribió lo siguiente:

En el tema de la historia, han aparecido muy próximos dos libros que desde su mismo nacimiento ya resultan imprescindibles: ambos títulos son sin dudas aportes sustantivos a la narrativa e interpretación de la revolución cubana en los últimos años: el de Abel Sierra Madero (1976), Fidel Castro. El Comandante Playboy: sexo, revolución y Guerra Fría (Editorial Hypermedia, 2019), y el de César Reynel Aguilera (1963), El Soviet caribeño: la otra historia de la Revolución Cubana (Barnes & Noble – Penguin Random House, 2018).

El libro de Aguilera se lee con el agradecido estupor del descubrimiento ante lo evidente, pero nunca estudiado, para entender quizá por primera vez la verdadera génesis del movimiento que catapultó a Castro hasta el poder, como mascarón de proa de un proyecto comunista internacional de antigua fecha. Es asombroso y hasta edificante que el autor (asentado en Montreal), sea hijo de dos comunistas estrictos, formado en un ambiente familiar de intensa heterodoxia “revolucionaria”, y que hoy resulte el gran desmontador de la historia del comunismo en Cuba, partiendo desde las mismas bases analíticas del marxismo-leninismo y sus vivencias personales. Esta obra medular se corresponde con el estudio Juicio en Moscú (1996), que publicó Vladimir Bukovski, y que, apenas ahora circula finalmente en inglés, después de vencer múltiples conjuras para impedir su aparición. Todo esto reafirma que la verdadera historia de Cuba aún está por reescribirse.

 Su obra será sin dudas un libro de texto muy necesario, para enseñar la auténtica historia insular en las Universidades e Institutos de una futura Cuba democrática, pues se aplicó con denuedo y pasión a remediar que “el cubano sea el pueblo condenado a ver cómo otros cuentan su historia reciente”, y lo hace de manera contundente. Aguilera nos revela la antigua presencia oculta del comunismo internacional en la revolución cubana, con una formidable documentación que nadie antes había explorado tan exhaustivamente. Médico de profesión, confirma y continúa la rica tradición cubana de galenos aplicados en la narrativa y el ensayo histórico, como Manuel Pérez Beato, Miguel de Carrión y Fermín Valdés Domínguez. Su aporte es tan sustantivo como el clásico The Moncada Attack. Birth of the Cuban Revolution (Columbia, University of South Carolina Press, 2007) de Antonio Rafael de la Cova (1950-2018), obra que ya reclama su urgente edición en español.

Acerca de reynelaguilera

La Habana, 1963. Médico. Bioquímico. Escritor. Desde 1995 vive en Montreal.
Esta entrada fue publicada en Cuba. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Alejandro González Acosta sobre “El Sóviet Caribeño”

  1. Joshua Ramir dijo:

    oye Cesar permiteme por favor pedir tu opinion, si tienes tiempo y deseo por supuesto, acerca de este parrafo que lei ayer en un articulo x. Sin ninguna intencion de polémica, solo para mi ilustración personal. Un abrazo.
    ”Es curioso que el MR-26-7 excluyera del ademán huelguístico del 9 de abril de 1958 a los comunistas cubanos, a pesar de su relativo arrastre en el movimiento obrero. Sin embargo, la causa eficiente no parece radicar en el anticomunismo de los líderes del Llano, sino más bien en el juego maquiavélico de Castro, quien para cimentar su hegemonía política dejó fuera a la vieja guardia comunista incluso en el Pacto de Caracas, de 20 de julio del año 1958, pero no vacilaría en manejarla a su antojo para garantizar el sostén del bloque soviético…”

    • Ese párrafo es otra de las tantas expresiones de la visión castro-centrista de la mal llamada revolución cubana. Hay tantos párrafos así que ya casi resultan indistinguibles unos de otros. El fracaso de la huelga del 9 de abril fue una jugada de los comunistas que estaban detrás de Castro (los del núcleo de Inteligencia del Partido) para que Castro pudiera darle un golpe de estado a la dirigencia del M-26-7 en el llano. Si la huelga hubiera triunfado, Castro habría estado a mil kilómetros de La Habana y el poder habría caído en manos de los demócratas del M-26-7. Después del fracaso de la huelga los comunistas, y Castro, pudieron consolidar todo el poder en los come vacas de la Sierra y pudieron, además, deshacerse de Ramos Latour. En política real ningún pacto vale la tinta con la que está firmado, en política real los pactos casi siempre son cortinas de humos. Darles valor historiográfico es prestarse para darle continuidad a la propaganda disfrazada de historia, y a la historia como una campaña de medidas activas. Ya son ruido, ya no codifican.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s