Ruleta rusa

Capture d’écran 2020-02-20 à 08.11.27

Se mueren los cubanos.

Se muere Cuba.

¿Quieren verlo en imágenes?

Véanlo como en una ruleta rusa.

Imaginen un revolver.

Imaginen un revolver cualquiera, o un revolver pintado de rojo, blanco y azul.

Lo mismo da.

En el tambor del revolver solo hay una bala que, si ustedes quieren, pueden imaginar color verde-olivo.

Pero eso es irrelevante.

La mano que puso la bala le da vueltas al tambor, lo devuelve a su cavidad, aprieta el gatillo y deja caer el percutor.

A veces el disparo les toca a unos, a veces el disparo les toca a otros.

A veces el ¡bang! es un balcón que se derrumba sobre tres cabecitas llenas de risas y esperanzas.

Otros lloran y suspiran, bien adentro… porque a ellos no les tocó.

Vuelve la mano a cargar, gira el tambor y el estallido esa vez es un chofer borracho, un bache escondido en una carretera, un policía abusivo, un marido despechado o un delincuente advertido.

Muchos suspiran, bien adentro, porque a ellos no les tocó.

Pero la mano nunca se detiene, y los estampidos son doctores muy mal preparados que se equivocan y matan, comidas que envenenan, bombonas de gas que explotan, o unos suicidios con alcohol que después serán decretados como accidentes con cocinas de luz brillante.

Muchos creen que eso solo les pasa a los otros, y suspiran aliviados, bien adentro, porque saben que a ellos nunca les pasará.

Pero una cosa es saber algo y otra cosa es vivir esa sapiencia.

Para demostrarlo está la mano que pone una bala, le da vueltas al tambor, lo devuelve a su cavidad, aprieta el gatillo y deja caer el percutor.

No solo son balcones los disparos, también caen techos, se derrumban paredes, llegan tornados o entra un mar acostumbrado a barrer vidas con la ayuda de sesenta años de negligencia criminal.

Los muertos flotan en el olvido y muchos suspiran, aliviados, porque a ellos nunca les va a tocar.

Para eso trabajaron duro y ahorraron mucho, o robaron y estafaron, o chivatearon y se prostituyeron para así poder pagar el escape de una ruleta rusa que a veces les toca a unos y a veces les toca a otros.

Escapan y se los traga el mar, se pierden en las selvas, se los llevan las crecidas de los ríos o son carne de coyotes. Los más dichosos siguen viviendo como órganos vendidos a destajo.

Viven en cuerpos ajenos y dejan por detrás ancianos que morirán mal nutridos y peor atendidos; o familias que nunca querrán reconocer que los suyos también son los muertos de una vieja ruleta rusa.

Cuba se muere gota a gota y plomo a plomo.

Se mueren los cubanos de todos los estratos sociales, posiciones ideológicas y religiones. Se mueren por igual los opositores y los hijos de los esbirros.

Se van todos de este mundo sin sospechar que quizás habría sido más fácil detener esa mano que pone la bala, le da vueltas al tambor, lo devuelve a su cavidad, aprieta el gatillo y deja caer el percutor.

Acerca de reynelaguilera

La Habana, 1963. Médico. Bioquímico. Escritor. Desde 1995 vive en Montreal.
Esta entrada fue publicada en Cuba. Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Ruleta rusa

  1. pepin2013 dijo:

    Cesar: Genial, como siempre. Escribi un comentario, me pidieron iniciar la sesion y ahi se me perdio. WordPress es un poco jodedor. Bueno, para que sepas que lo lei despacio y me impresiono el estilo. Y me desgarro el corazon. Abrazo, pep

  2. aga dijo:

    Sí, César, es algo terrible y que nadie se para a mirar. Es monstruoso que el país se esté acabando poco a poco: “La Muerte en la tierra de la Pachanga”… Al final “ellos” cumplieron su amenaza: “primero se hundirá la isla antes que rendirnos…” De madre. Un abrazo, Alex Ya estoy avanzando mis “Miradas 2018-2019″… Espero te guste. ________________________________

  3. Yeshua Ramir dijo:

    Bro si no se murio Rusia, ni cambodia etc. nosotros tampoco, no hay mal que dure 100 años

    • Algo siempre queda, pero llamarlo con el nombre de antes me parece un esfuerzo de la imaginación.

      • Yeshua Ramir dijo:

        que decirte Cesar, yo no conoci la cuba de antes, conoci otra de la cual probablemente los exiliados historicos dirian lo del esfuerzo de la imaginacion, y asi sucesivamente, lo que un dia fue no sera… filosofia de chispaetren y casete cheo, abrazo

      • Tienes razón, el tema es relativo al punto de referencia. El texto no es tanto sobre el declinar demográfico de Cuba, es más sobre esa idea, creo que infundada, que tienen muchos de que a ellos no les va a tocar. Como van las cosas, creo que la ruleta le puede tocar a cualquiera.

  4. Pingback: Nota aclaratoria | aguilera

  5. Sergio Delgado dijo:

    Estas letras me han llegado dentro, cierto que el golpe directo de la bala puede no haber tocado a algunos o muchos, mas el golpe de rebote, o el humo pestilente de la polvora quemada y el ruido ensordecedor del disparo esos si nos golpea a todos, y lo peor, el lento chasquido metálico de la nueva carga y el macabro chirriar del tambor hasta el proximo disparo, ese si nos vira el estómago y nos enfria el corazon de solo pensar en ello.
    Cojonudamente bueno, no tengo como darle otra calificacion.

  6. Pingback: Intervención humanitaria en Cuba | aguilera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s