Dos hipótesis para un modelo

Capture d_écran 2018-02-05 à 08.17.23

El único hecho que podemos dar por cierto es que Fidel Castro Díaz-Balart, conocido entre los cubanos como Fidelito, está muerto.

Dice el castrismo que se suicidó, que llevaba mucho tiempo deprimido y que al final no pudo más y se mató.

Es importante recordar que el castrismo bien pudo haber dicho lo que le diera su real gana.

La vida de la familia real siempre ha estado tan envuelta en un manto de misterio que bien pudieron haber dicho que Fidelito murió de un infarto, o de un accidente vascular encefálico provocado por una foto de Naomi Campbell en plena desnudez.

A pesar de eso decidieron airear la descorazonadora noticia –para los castristas—de que el arquetipo del futuro luminoso había acudido al deshonroso acto –para los castristas—del suicidio.

Llama la atención que enseguida, como con las orquestas bien dirigidas, se llenaron los periódicos de este mundo con enjundiosos artículos sobre las viejas tradiciones suicidas dentro de Cuba, y dentro del castrismo.

Señores, por favor, equiparar el supuesto suicidio de Fidelito con cualquier otro que haya ocurrido en Cuba, después de 1959, es como querer decir que en el Olimpo padecen de hemofilia, o que la Magdalena le pasó una enfermedad de transmisión sexual al sagrado Jesús de Judea.

La gente ha perdido el respeto por las alturas.

Hay que ser un Héroe Nacional del Trabajo en el viejo oficio de la estupidez humana para ignorar que el suicidio de Fidelito, si es que sucedió, es un hecho único e incomparable en la historia del castrismo.

No solo sería la primera vez que se mata un habitante de los verdaderos cielos castristas, sino que también sería la primera vez que una maquinaria infalible para diseminación de mentiras decide soltar una información que en apariencia no le conviene.

¿O será que sí les conviene decir que el tipo se suicidó? De ser así, entonces, ¿a quién y por qué le conviene eso?

Para responder a esas preguntas habría que acudir al modelo de la transición dinástica y despótica del poder real dentro de Cuba al hijo de Raúl Castro, o sea, a Alejandro Castro Espín, también conocido entre los cubanos como El Tuerto.

Hay que aclarar que un modelo es, a grandes rasgos, una construcción real o abstracta que intenta explicar datos conocidos que no encajan bien con los modelos ya existentes.

Por ejemplo, la enorme cantidad de defenestraciones dentro del castrismo en los últimos años (como las de Carlos Lage, Ricardo Alarcón, etc.), no encajan bien con el modelo de una continuidad institucional dentro de la llamada revolución cubana.

Igual, la enorme cantidad de opositores muertos en circunstancias muy extrañas (como Laura Pollán, Oswaldo Payá, etc.) no encaja bien con el modelo del afianzamiento en el poder de un hombre que, como Raúl Castro, fue capaz de anular sin mucho esfuerzo a figuras de la magnitud de Huber Matos, Camilo Cienfuegos y Arnaldo Ochoa.

El modelo que mejor explica, al menos para mí, todas esas acciones del castrismo –y muchas más que a primera vista parecen irracionales– es el de la transición del poder real a una figura tan ineficiente, despreciable y cobarde como la de El Tuerto. Un heredero impuesto que no cuenta con otra arma que la de una violencia brutal y abusiva.

A partir de ese modelo la muerte de Fidelito podría enmarcarse dentro de dos hipótesis fundamentales.

La primera sería la de un suicidio real. El tipo, después de 68 años viviendo de espalda al azar, ya no pudo más. Porque debe ser muy duro vivir sabiendo que todos tus amigos tenían misión, que todas tus mujeres cumplían tareas, que las calificaciones que te daban en la escuela no podían ser otras, y que tus reconocimientos como científico de renombre mundial estaban más cerca de Elena Ceaușescu que de Albert Einstein. Es para tronarse el encéfalo, diría yo.

En contra de esa hipótesis está, sin embargo, la edad escogida para matarse, el hecho de que unas semanas antes había estado de visita en Japón; o que para que se pudiera suicidar tenía que haber fallado garrafalmente la vigilancia contra suicidio que deben haberle puesto. Y eso en un país en el que lo único que funciona bien, desde hace casi 60 años, es precisamente la vigilancia.

La otra hipótesis es que lo suicidaron. Que, por su nombre y por sus vínculos de sangre con una de las familias más respetadas del exilio cubano en los EE UU, vieron su existencia como una amenaza para los planes de El Tuerto y decidieron deshacerse de él. Si además de eso se pusieron creativos y lograron vincularlo de alguna forma –por su condición de científico y por sus conexiones en Rusia— con los famosos ataques acústicos, pues mejor, porque así mataron dos pájaros de un tiro.

Lo digo para que nadie se asombre si dentro de unos meses vemos llegar a Miami a un oficial de alto rango de la Inteligencia castrista diciendo que a Fidelito se lo cargaron por haberse montado una operación contra los americanos, sin autorización del alto mando. Si algo ha demostrado El Tuerto en los últimos años es que sus bajezas no tienen límites.

Si la hipótesis del suicidio con lanzamiento por encima del balcón es válida podríamos pasar entonces a aventurar otras predicciones. Podríamos pensar, por ejemplo, que hombres como Ramiro Valdés o Patricio de la Guardia tienen al Tuerto durmiendo mal desde hace ya mucho tiempo.

Estamos hablando de cuadros bien entrenados en el trabajo de Inteligencia, de oficiales que tuvieron bajo su mando a muchos hombres, que establecieron relaciones dentro y fuera de Cuba que escapan al control de cualquier servicio de contraespionaje, y que fueron capaces de forjar lealtades con las que El Tuerto no puede ni soñar.

Todos los cubanos saben que tanto Ramiro como Patricio llevan años esperando su momento. Cada uno por razones distintas, pero cada uno con capacidades igualmente peligrosas. El Tuerto sabe que si quiere sobrevivir tiene que “moverse” contra ellos, y contra otros muchos que son como ellos, pero hacerlo no es tan fácil como defenestrar cuadros políticos, asesinar opositores, o suicidar familiares. El Tuerto, como buen cobarde que es, terminará titubeando, y en Cuba, el que pestapierde ñea.         

 

Acerca de reynelaguilera

La Habana, 1963. Médico. Bioquímico. Escritor. Desde 1995 vive en Montreal.
Esta entrada fue publicada en Cuba. Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Dos hipótesis para un modelo

  1. Me parece que desde el ángulo profesional, a mi , personalmente, me parece un suicidio común y corriente, como suele ocurrir en los deprimidos . ?Porqué deprimido?, esto puede ser difícil de interpretar incluso para el psiquiatra que lo atiende, Para mi que no tengo ningún acceso a su vida personal y privada sería imposible.
    Elucubraciones se pueden hacer muchas, personajes con aspiraciones al poder hay varios , pero a mi modo de ver ninguno tiene necesidad de llegar a ese extremo, sacarlo de circulación no tiene sentido . A los predecesores, en los distintos niveles , pero en particular al máximo , lo que se exige es la continuidad, Este que nunca ejerció cargos, no creo que fuera un competidor. Podía seguir teniendo sus privilegios y ventajas con cualquiera que fuera el usufructuario del poder absoluto
    Pericles

    • Llevaba el nombre de Fidel y el apellido Diaz Balart. Si se reviraba podía convertirse en un problema, revirarse no es buscar el poder, es simple y llanamente dejar de prestarse para las barbaridades del primito tuerto. El 99% de las personas que Stalin asesinó, para afianzarse en el poder, no tenían la más mínima aspiración de poder. Mientras menos se merece el poder más dispuesto se tiene que estar dispuesto a matar para conseguirlo. El Tuerto sabe que no merece el poder. Son hipótesis. El tiempo dirá.

      • Introduces una variante. Que quizá al suicida le pareciera mal la potencial elección del tuerto.
        y pudiese ser un obstáculo -familiar- Y entonces el tuerto lo suicida
        Yo creo que al primogénito nunca le interesó mucho la política., creo que menos a su edad, sin antecedentes ni apoyo , ni creo que hubiese jugado ningún papel importante…?con quien.?..
        Tienes fijación con el Tuerto y el Cangrejo. Indudablemente que ellos aspiran, ahora y en un futuro, que suponen seguirá siendo igual,. Yo soy un optimista . Confío en que habrá una transición, como en la España de Franco o el Chile de Pinochet, quizá no tan pronto como quisiéramos, pero no dudo de su ocurrencia.
        El economista de Ecuador , hoy lo dejaron fuera de sus proyectos futuros , El anencefálico de Caracas no llega ni a esas elecciones que proyecta. Las derechas est.an tomando el mando en A. Latina.
        Se optimista Médico. La historia lo impone y el futuro demanda los cambios
        Cuando llegue lo celebramos y mientras tanto pensemos:
        Lo más largo y malo está llegando a su fin. Ya no habrá Castros en el Trono y los nuevos apellidos no tienen historia ni bagaje para su sustentación , incluyendo los herederos de sangre
        que a mi juicio no tienen ninguna posibilidad.
        Pericles

      • No estoy tan seguro, Pericles, de que el futuro pinte tan rosado como usted lo ve. Fidelito podía haberse convertido en un obstáculo al traspaso del poder al Tuerto, de eso no me cabe la menor duda. Con el nombre que tenía, y con los lazos familiares que disfrutaba a ambos lados del Estrecho, no tenía que estar muy interesado en hacer política para ser una entidad profundamente política. El medio hermano del gordito psicópata de Norcorea tampoco estuvo muy interesado en la política y lo asesinaron en Malasia. Los casos de Cuba y Norcorea empiezan a mostrar similaridades muy sospechosas. Ambos regímenes descansan en la brutalidad como arma de control social, están protegidos a distancia por Rusos y Chinos, aspiran a ser mantenidos financieramente por poblaciones externas (comunidad internacional, exilio, aliados, etc.) y están dirigidos por ineptos. La izquierda que ha sido derrotada en Latinoamérica es la de corte socialista, la estalinista está en auge. Maduro solo va a soltar si la meten la 82 división, Ortega sigue ahí, En México pueden ganar los viejos cuadros del castrismo y en Cuba todo parece indicar que un imbécil portador de unos genes mal recombinados se va a hacer con el poder.

  2. Yo pienso que la protección a distancia de los extranjeros tiene solo un sentido teóricol, como un recuerdo de un pasado que ya no tiene validez. Sus intereses son básicamente económicos (por cuanto tienen el mismo modelo productivo) y estos intereses necesitan un país solvente para comerciar, no un desastre sin presente ni futuro..
    No creo que Fidelito hubiese heredado otra cosa de su padre que su inteligencia natural, pero desprovista de intereses políticos. Si no lo demostró durante el Reinado, es difícil que le interesara ahora.
    La izquierda que está siendo barrida en Latinoamérica es la misma de siempre. Simplemente ya no tienen nada que ofertar y tienen que dejar paso a una derecha, que tampoco tendrá, como es histórico, nada especial par Liborio. El poder y el dinero son de los poderosos, que no lo compartirán nunca en igualdad de condiciones con el hombre común.
    Pericles

    • La familia Castro vive convencida de que les resulta mejor controlar el 100% de un país empobrecido que el 1% de una nación próspera. Fidel Castro fue un guajiro imbécil en una tierra de guajiros geniales. La idea de la inteligencia natural de Fidel Castro es una creación el DOR. El poder engrandece, y el poder absoluto engrandece absolutamente; pero los hechos, los tozudos hechos, indican que dondequiera que Fidel Castro metió la cuchareta lució como lo que realmente era, un imbécil a rente de la oreja.

      • Negar la inteligencia del enemigo solo sirve para resaltar la incapacidad de los que le combaten .
        50 años en el poder y dándole por el trasero a 11 Presientes norteamericanos , la nación más poderosa del mundo, no parece que pueda hacerlo, ni siquiera un normal promedio .
        Asociada a una gigantesca megalomanía y un ego insaciable, esa personalidad solo mantenía como meta: ostentar el poder absoluto hasta el final y generar una epopeya personal que lo
        ubicara en lo más alto de la cumbre entre los liderazgos de su etapa histórica..
        Cuando valoro este tipo de detalle se me ocurre compararlo con un jugador de ajedrez que al enfrentarse a sus oponentes (genios también en ocasiones) estos son capaces de diseñar su estrategia discerniendo que hará el contrario hasta la tercera movida..Este cabrón, solía avizorar un poco mas allá, hasta la quinta .
        Pericles

      • ¿Enemigo? Lamento defraudarlo, Pericles, pero desde que soy adulto me he acercado a la figura de Fidel Castro como se acerca un entomólogo a un insecto: con curiosidad. O como se acercaron Finlay y Reed a sus mosquitos: como si fueran los posibles agentes transmisores de una plaga. Asociar inteligencia con tiempo de estadía en el poder me parece un argumento tan débil que me asombra que usted lo use. Stroessner pasó 35 años en el poder, Salazar 36 y Franco 39. De ninguno de ellos he escuchado, sin embargo, muchas loas a sus inteligencias. En Inglaterra, la Reina Victoria estuvo 64 años en el poder, y Elizabeth II lleva 66 y sigue contando. Nunca he escuchado, sin embargo, que a alguien se le ocurriese asociar esas largas estadías con inteligencias que estuvieran por encima de la media de la población inglesa. Fidel Castro fue un peón en el ajedrez de la Guerra Fría, sin los soviéticos manteniéndolo, como si fuera un hijo bobo estudiando en el norte, habría durado menos que un merenguen en la puerta de un colegio. En ese sentido Fidel Castro fue una bendición para los EE UU, porque por su culpa una economía tan improductiva como la soviética decidió gastarse billones y billones en una islita perdida en el Caribe. Al final los soviéticos reconocieron el jaque mate y allí quedó Fidel Castro, como el peón que se cree vencedor porque nunca se lo comieron, o porque nunca estuvo dispuesto a reconocer cuánto contribuyó la defensa de su posición a la derrota final de su bando. Mucho se llenan la boca los castristas de hoy para decir que la estancia en el poder de Fidel Castro, sobre todo después de la derrota del comunismo soviético, es prueba fehaciente de su inteligencia. Esos cretinos (aclaro que no me refiero a usted) olvidan, con verdadera disciplina partidista, que Franco sobrevivió 30 años a la derrota del fascismo. Y como ya le dije, he escuchado muy pocas loas a la inteligencia de Franco. Decir que Fidel Castro fue un tipo inteligente es prueba fehaciente de ese chovinismo provinciano y de esa indolencia intelectual que siempre ha caracterizado a los cubanos. Aburre que sigan insistiendo.

      • Comentario nuevo en aguilera

        reynelaguilera comentó en Dos hipótesis para un modelo.
        en respuesta a menendag10 (Pericles):
        Negar la inteligencia del enemigo solo sirve para resaltar la incapacidad de los que le combaten . 50 años en el poder y dándole por el trasero a 11 Presientes norteamericanos, la nación más poderosa del mundo, no parece que pueda hacerlo, ni siquiera un normal promedio .
        Pericles

        -Pericles——————————————————–.
        Debo reconocer que yo, como un por ciento elevado de nuestra sociedad y en particular los de nuestra generación, tanto los que participaron en la lucha contra Batista como los que lo vimos solo desde la platea, consideramos, en nuestra modesta apreciación, que se trataba de una epopeya viable y prometedora de una vida mejor para nuestro País. Debe considerarse que se trataba de una generación permeada de las consecuencias de un período –entre el 40 y el 52, durante el cual las reminiscencias (en cierto sentido con puntos de coincidencia ) vivió la descomposición de los liderazgos revolucionarios, que por la vía de la Democracia clásica solo aportaron además de su enriquecimiento personal por la vía delictiva la frustración de las ideas y el dolor de las pérdidas que provocó un “Machadato”- sostenido y respaldado por USA- a pesar de su sangrienta historia. De la misma forma que lo hicieron con las numerosas dictaduras latinoamericanas , de las cuales existe la anécdota clásica—“Un funcionario le comenta a Roosvelt: Tenemos muchas dictaduras en Latinoamérica- Y el Presidente, con sonrisa un tanto irónica le contesta:
        Es cierto pero recuerda que son nuestras Dictaduras “
        DE MODO QUE NO TENGO SENTIMENTOS DE CULPA EN ESE SENTIDO.
        Solo cuando el proceso avanzó, nos percatamos – de que siendo el hombre- según mi modesta definición –“Una gran imperfección con algunas virtudes”—No podían concebirse milagros, porque la materia prima era similar
        Esos que transitaron muchos años por el poder absoluto, claro que no dependían solo de una inteligencia- más o menos lúcida- (aunque tampoco eran tontos), pero lo que los catapulta y los mantiene es la coyuntura geopolítica e histórica en que surgen e intervienen y, en ocasiones la ausencia de solidaridad y de visión de riesgos y de futuro.
        Visto retrospectivamente no se concibe que en la década de los treinta una Europa en la que el Fascismo crecía a pasos agigantados no hubiese brindado apoyo a la España Republicana que podía haber sido un bastión opuesto en ese camino. (dejando además el sendero libre a Stalin) Menos aún, que en 1945, finalizada la Segunda Guerra Mundial, permitiera la supervivencia de un Falangismo que jerarquizado por Franco y sobreviviente de esa ideología persistiera en el poder.
        Claro que la inteligencia no habría bastado. Lo que condiciona la materialización del proyecto de permanencia—es, de nuevo, la coincidencia histórica. Pero como coadyuvante si fue una herramienta importante. La suma al proceso, de un PSP que para nada contribuyó, en la lucha contra la dictadura, de hecho fueron aliados políticos de Batista en las elecciones del 40, incluso criticó en la etapa del Moncada, no fue una coincidencia ideológica, sino una estrategia, que CONFIRMÓ ANTE EL KREMLIN LA CONFIABILIDAD y permitió el aval, para el único sendero posible con el fin de conseguir el propósito. El Partido Comunista, como todos los existentes fuera de LA URSS, constituía el instrumento para analizar, confirmar y recomendar los proyectos confiables para entrar en su estrategia. La utilidad de Cuba para la URSS en plena Guerra Fría era indiscutible. Sembrar una simiente en el patios trasero de su enemigo era, y lo fue de hecho, un éxito rentable de su estrategia
        — En ese sentido Fidel Castro fue una bendición para los EE UU…
        No creo que fuera una bendición. De hecho lo lesionó en lo más valioso e importante de su doctrina. Los golpes y limitaciones a sus inversiones en Cuba y en particular, de los inversores privados, que se han visto inhibidos durante más de medio siglo de multiplicarlos ..

        La previsión y la pericia en el terreno estratégico no surgen de una desconocida cosmogonía. La semblanza del ajedrecista, ese que ve dos jugadas mas allá, asienta sus poderes en la experiencia y la capacidad para utilizarla-en una proporción importante- la inteligencia es una fuente indispensable para su aprovechamiento..
        Pericles

        Responder
        Comentarios

        ¿Deseas menos correos electrónicos? Darte de baja de todos los comentarios de seguimiento o modificar tus Opciones de suscripción.

      • Pericles, si Fidel Castro no hubiera sido una bendición para los EE UU lo habrían desaparecido del mapa en menos de lo que canta un gallo. No se crea usted esos cuentos de camino. Los gringos siempre hicieron como si quisieran tumbarlo, pero eso nunca pasó de ser puro paripé, el objetivo siempre fue la URSS, y fue muy bien alcanzado, la derrotaron sin tener que disparar un solo cohete, y lo lograron con la ayuda, entre otros, de Fidel Castro. En silencio tuvo que ser, a la chita y callando para que los soviéticos cayeran en la trampa de creerse que podían triunfar gastándose una riqueza que no podían de generar.

      • Los gastos que le ocasionó Fidel fueron importantes, así como los problemas extra que le buscó, pero no fueron la causa del derrumbe. El Socialismo es una doctrina que está en contradicción con la psicología del Homo Sapiens, Lo dijo Cicerón hace 2000 años.

        “La igualdad entendida como igualitarismo es la peor de las desigualdades”
        Cicerón
        Pericles

  3. MJ Ramee dijo:

    Cesar, gracias por el articulo, oye me sorprende ver que menciones a Patricio como alguien con algun poder todavia, el tipo ya salio de la prision domiciliaria?si el tuerto quiere trono va a tener que hacer limpieza general

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s