Abajo la dinastía

El foro cubano por los derechos y las libertades acaba de iniciar una campaña contra la sucesión dinástica en Cuba.

Ya va siendo hora de que los cubanos, de todos los credos y orientaciones políticas, le planten cara a la corleónica familia Castro.

Cuba está en una encrucijada, solo deshaciéndose de los Castro puede Cuba dejar de ser la letrina (shithole) que ya es.

La otra opción es dejar que la familia Castro siga en el poder y entonces cambiarles los nombres a los dos ríos más importantes de la Ciudad de la Habana.

Llamar al Almendares, Río Fidel y al Quibú, Río Raúl, porque Cuba dejará de ser una letrina para convertirse en una interminable corriente de detritus.

Igual, ya va siendo hora de que la nomenclatura castrista empiece a entender que el 1% de una Cuba próspera alcanza para que todos ellos se enriquezcan; mientras que el 100% de una Cuba castrista solo alcanza para el enriquecimiento de una sola familia.

Conviene a todos impedir la transición dinástica.

 

Acerca de reynelaguilera

La Habana, 1963. Médico. Bioquímico. Escritor. Desde 1995 vive en Montreal.
Esta entrada fue publicada en Cuba. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Abajo la dinastía

  1. Claro que ponerle fin al desastre puede ser el inicio de una nueva vida y esta posibilidad no existe sino desaparece, junto a las viejas generaciones que ya están caducas, las que han crecido a su sombra y aspiran a la continuidad .
    Ojalá esto se pudiera lograr en paz, pero en realidad no creo que excluya una violencia inevitable .
    Tengo también dudas sobre los programas, las ambiciones personales y de grupo que “supuestamente” encarnan los sueños de Liborio . Por supuesto que en un modelo aproximativo a la Democracia clásica, puede sr más factible
    Entre los actuales dueños del poder los hay, que les interesa más el dinero que el poder y esos se marcharán hacia donde lo guardan.. Hay otros, no ya de los veteranos , sino de los herederos, que se consideran con derecho a una “supuesta continuidad” . Estos son los más peligrosos.
    Sin embargo, sigo siendo un optimista sin remedio y espero , que por uno u otro camino lleguemos Soy demasiado viejo para confiar en los políticos y la gama de ambiciones que jerarquizan y atesoran sus estrategias . No obstante, espero verlo.
    Pericles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s