Opreciosas palabras

Opreciosas palabras

Diario de Cuba publica hoy un excelente artículo de Andrés Reynaldo.

Terminé de leerlo y recordé esta frase de Octavio Paz:

Se olvida con frecuencia que, como todas las otras creaciones humanas, los Imperios y los Estados están hechos de palabras: son hechos verbales. En el libro XIII de las Analectas, Tzu—Lu pregunta a Confucio: «Si el Duque de Wei te llamase para administrar su país, ¿cuál sería tu primera medida? El Maestro dijo: La reforma del lenguaje».

Reforma bien difícil, diría yo, porque el lenguaje de la opresión, a fuerza de reducir incertidumbres —y minimizar las molestias que estas provocan— se convierte en una fuente de placer para las multitudes; y contra el placer, ya sabemos, es bien difícil luchar.

Imagen: Toy hammer photo by Cavan Niron/Thinkstock. Photo illustration by Natalie Matthews-Ramo.

Acerca de reynelaguilera

La Habana, 1963. Médico. Bioquímico. Escritor. Desde 1995 vive en Montreal.
Esta entrada fue publicada en Cuba. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s